sábado, 2 de mayo de 2009

Inesperada experiencia y paliza montañera.

Será dificil verse en otra de estas, donde las constelaciones se unen para darnos una sorpresa. Un número de participantes reducidos y, un estado de forma aceptable gracias a esas sesiones de entrenamiento que he compartido con mis amigos maratonianos los culpables.
El caso es que, en este año de mi 20 aniversario como corredor por primera vez en mi vida hago puesto en una carrera. Segundo en veteranos. Confieso que muchos, no éramos.
Lo mejor, mis chicos esperando detrás de la puerta para felicitarme cuando entraba en casa, sinceramente, nunca habían visto a su padre ganar copa alguna en esto de las carreras. Aunque amigos, muchos.
Luego la parte menos agradecida de estas últimas horas. Un virus intestinal en casa nos ha dado una noche toledana a parte de la familia entre la que me incluyo. Con el objetivo de liberar el domingo día de la Madre de actividades deportivas, había quedado con mis amigos Alberto y Miguel para establecer un primer contacto con la montaña de cara al MAM.
Me apetecía esta subida larga y exigente que además adivinaba repleta de regueros de agua fruto del deshielo y alcanzar el puerto. Esos 550 mts de desnivel positivo y negativo. Si mis acompañantes hubieran conocido el recorrido he de reconocer que hubiera desertado, pero al no ser así me sentí obligado al menos de intentarlo.
Buena mezcla de sensaciones con las piernas bastante bloqueadas de la carrera de ayer y el descuido de no haber estirado. No me sentí mal en la zona más exigente de la subida, justamente esa que a mis compañeros quizá por la altitud les pesó más. La bajada llevadera en los tramos fáciles donde solo era cuestión de dejarse caer y larga en su tramo final de toboganes. En ese punto he ido alternando camino y trote que aunque siempre moralmente es duro no deja de ser un anticipo de lo que el propio Maratón Alpino nos trae. De hecho, la media ha pesar de ese final ha estado por debajo de los 6' km.
Una consideración, queda mucho camino por hacer de cara al 21 de junio y lo de hoy nos sirve de aviso y acicate.
Esperemos que la cosa mejore y no me deje demasiado tocado de cara a los próximos entrenamientos.

3 comentarios:

Fer dijo...

¡Qué gustazo correr en el monte!
Slds

BioBea dijo...

Hola, ¡Enhorabuena! Me alegro mucho de tu éxito. Cuando saca algún día libre ( cosa cada vez más difícil por las múltiples citas deportivas)me acercaré hasta Villalba para entrenar por la montaña con vosotros. Un abrazo.

fernan130 dijo...

Lástima de fin de semana que me he perdido pero la salida con la familia es un clásico con el que disfrutamos todos cada año y de las pocas ocasiones que tenemos para convivir juntos unos días.
Me da mucha envidia lo del Calvario pero sé que voy a disfrutar del monte las próximas semanas por lo que ya estoy deseando que nos juntemos el próximo fin de semna y si algún día se apunta una campeona como BioBea pues más acicate si cabe...