miércoles, 17 de diciembre de 2008

Vuelta a los 40 y parón


Y no se trata de recordar acontecimientos históricos de aquela década tan funesta en su mayor parte para la humanidad, que tuvo que padecer los delirios de algunos de sus líderes.
No, se trata de que por primera vez en este trimestre pude completar cuatro días de entrenamiento en una semana para 42 kms de rodaje, ¡¡por fin algo de continuidad!! me decía.
Hubo un tiempo en que mis retos maratonianos partían de esa sencilla premisa. Ser al mínimo capaz de entrenar semanalmente los 42 kms que se afrontaban en la mítica prueba. Así llegó mi estreno en el año 1990 como maratoniano, con apenas 8 meses de entrenamiento pero un entusiasmo notable.
Fueron unos cuantos años después cuando pude completar el recorrido en ese ansiado crono que no alcanza los 180' de esfuerzo y que supuso el "hasta luego" con la distancia hasta la fecha. Hizo falta afinar los músculos, fortalecer la mente y doblar esa primaria distancia semanal de entrenamientos.
Podeis ver que son unos insignificantes 20 minutos. El tiempo que nos puede llevar un desayuno, ojear un periodico o esperar a la puerta de un cine. Para muchos seguro que unos estúpidos 20'. Pero durante tantos años unos ilusionantes minutos.
Es el camino el que hace grande la meta.
Y de repente un resfriado me ha dejado KO. Adiós de nuevo al ritmo, a las sensaciones. De nuevo un parón que se unirá a esas merecidas vacaciones de la semana próxima y que hará que tenga que volver a empezar.
Pero no importa mis buenos amigos, como ya he dicho antes es el camino el que hace grande la meta...

2 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Vaya susto me has dado con lo del parón, pensé que el tío-talón había vuelto de sus vacaciones... los catarros son más fáciles de curar, solo requieren paciencia y vitamina C.

fernan130 dijo...

madre mía menos de 3 horas en la maratón... ¡vaya nivelazo!