viernes, 12 de diciembre de 2008

Velocidad de crucero


Después del susto del pasado día, donde el talón me quedó dolorido hoy era una pequeña prueba de fuego para comprobar si el paso atrás era un temor hecho realidad o simplemente un accidente.
He comenzado con cuidado. Las sensaciones han sido buenas de nuevo. Nada de dolor y apenas molestias y... además una velocidad de crucero más que aceptable 4'36'' km. En definitiva un puente tendido al optimismo.
Si es cierto que estas buenas sensaciones se van consolidando puede que me atreva a pedirle al próximo 2009 un poco de tregua en las lesiones y una pizca más de ilusión para continuar mi vida como corredor.
Como guinda la dehesa estaba fria pero soleada y las lluvias caidas han otorgado un verdor acogedor para mullir nuestros pasos.
Próxima parada el domingo en la Sierra de Hoyo y con posibilidades de que un manto blanco la cubra.

1 comentario:

Miguel Ángel dijo...

Me alegro mucho de que el tío talón haya vuelto a portarse bien. Habrá que ir poniendo hora para el domingo, le tengo ganas a la Sierra de Hoyo.