domingo, 25 de enero de 2009

Poutpurri

Como son varios los temas que me rondan la cabeza hoy toca hacer un pequeño compendio de ellos.
Campeonato de Madrid de cross corto.
Esta mañana se han celebrado en la Dehesa de Collado Villalba. El día amanecio de agua y realmente según pasaban las horas la intensidad de la lluvia crecía por momentos. A partir de las 11 incluso se alternaban momentos que caía agua nieve y nieve. En esas condiciones el terreno iba ha resultar pesado, propio de un aunténtico cross.
Mi intención era solamente la de animar y acompañar logísticamente a mi buen amigo Angel. Me bastaban esos km. de calentamiento y unos posteriores junto a él tras los intensos 4 que recorrería en la prueba.
Desde que llegué a la dehesa se alternaron los momentos de pausa con los de lluvia o ventisca. Realmente duro para los participantes.
He tenido la fortuna de poder disfrutar de la carrera de un gran campeón Pablo Vega. (algunas fotos del cross:)
http://picasaweb.google.es/Prisillas/20090125164623#slideshow
Es fácil distinguir cuando te encuentras con un atleta de calidad. He podido presenciar como tácticamente ha hecho una carrera perfecta, manteniendose algo rezagado en el grupo de cabeza, protegido del viento. Como ha saltado como un resorte ante el primer ataque serio y como a falta de 1 km ha realizado un cambio brutal que le ha dado una manifiesta ventaja. Realmente, ya imagino que no sin esfuerzo, pero ha manejado la carrera a su antojo. Al menos es lo que ha parecido desde fuera.
Su físico, zancada y estilo destacaba sobre el resto. Ya os digo que verle no pasa inadvertido, como los grandes.
Aparte su sencillez y simpatía.
Y aquí viene otra cuestión. A raiz del triunfo de Pablo en la última SS Vallecana popular pude leer en sus declaraciones que era especial para él haber repetido triunfo 10 años después. ¡¡Diez años después!!. ¿Como puede uno mantenerse y más a un nivel tal?. Pues con buena madera por supuesto porque también sé que en estos 10 años no solo hubo triunfos, lesiones y momentos malos que no escapan también del baúl de los mejores.
Así que personalmente me alegro enormemente por él que esté viviendo esta segunda juventud, y que le dure.

Hace diez años.
Enlazando con lo anterior me he preguntado cual sería mi situación deportiva por aquel entonces, Así que tirando de mi emeroteca particular he buscado mi cuadernillo del corredor de la temporada 98-99 para extraer el siguiente historial:
Canillejas 38'58'' 10 km.
Akiles 39'50'' 10 km.
Fuencarral 1h25'55'' 21 km.
Universitaria 55'54'' 14 km.
Adidas 1h19'33'' 20 km.
La Tapia 1h'11' 50'' 16 km.
Mapoma 3h04'53'' km.
MAM 6h02'47'' 42 km.
Tres Leguas de Villalba 56'04'' 14 km.
Guadarrama 47'20'' 12 km.
Cerceda 54'14'' 12,5 km.
Obviamente ahora no estoy siquiera en ritmos de entrenamiento para afrontar la 1/4 parte de las pruebas. Menos aún para aproximarme a las marcas en ninguna de las distancias. Salvando las abismales diferencias, está claro el valor de lo conseguido por Pablo en Vallecas.
No obstante, sobrevivo que no es poco.

Zegama bien vale una rifa.
Por delante, decir que no soy objetivo hacia esta carrera de montaña. Por paisaje, bonita como la que más, por organización de las mejores, pero por ambiente, única.
He de decir para quien no lo sepa que el limite es de 400 participantes, de ellos 175 dorsales se sortean públicamente entre todos aquellos que se preinscriban durante un periodo de tiempo señalado. El 19 de febrero se abrió este año el plazo y a las 21,30 de la noche se contaban ya 603 pre-inscripciones.
¿Cuál es el potencial de aquellas pruebas que alcanzan el grado de míticas?. Pruebas que pese a la dureza, exigencias de preparación, inclemencias climatológicas, hacen que se conviertan en el sueño de muchas personas. Pruebas como Sables, Ultra del Mont Blanc, la propia Zegama...
No han de ser los mismos factores siempre, pero estoy convencido de que la implicación de las personas autóctonas en esas pruebas, el sentirlas como algo suyo, algo grande, se contagia a los forasteros que en algún momento de nuestras vidas ponemos nuestras zapas allí.

4 comentarios:

BioBea dijo...

Hola! Me gusta tu blog, sobre todo la presentación. Estoy 100% de acuerdo, correr por la montaña es de las mejores experiencias que hay. Por cierto, la rivalidad entre cangueses y tinetense (yo soy una) es un mito, je, je.

Prisillas dijo...

¡Genial! rivalidades al margen ya que uno es simplemente hijo adoptivo jeje. Puedo dar fé de que el deporte une, y bien que he tenido ocasión de disfrutarlo en una edición de la carrera que desde Cangas me llevó después de una larga subida a la meta en Tineo.
Una de las mejores experiencias que recuerdo ya que además logré "arrastrar" a unos buenos amigos a conocer aquello.
Tengo pendiente hacerla en sentido inverso.
Bienvenida y gracias por tus palabras.
Un saludo.

fernan130 dijo...

Pues echando la vista atrás diez años no tengo ritmos con los que comparar porque me dedicaba a montar en bici de carretera. Lo más curioso es que la he dejado por completo y que, desde que corro, no la echo de menos. Me alegro de haber vuelto por mis fueros porque correr es lo que más hacía a los 20 años. Por eso, no tengo tiempos con los que cotejar. Está muy bien tener motivaciones y querer mejorar pero cada vez tengo más claro que, por encima de todo, está el poder compartir carrera con buena gente. En los años que llevo puedo decir que he conocido un montón de personas y que mantengo un buen recuerdo de todas ellas. ¿Se puede pedir más?

Mildolores dijo...

Hoy tenias ganas de escribir, ¿eh?
Los tiempos son historia, ahora los retos son otros, hay que amoldarlos a las distintas etapas de la vida.
Quien tiene la suerte, o las facultades, de mantenerlos durante diez años es un fuera de serie. ¡Que mas quisiera yo!