jueves, 15 de enero de 2009

En mi memoria.

Un año más, se te echa de menos.

14/01/2006 Mi Cerro, Tu Cerro.
Es modesto, es humilde, es lo único que pude o supe hacer sabiendo que era tu cumpleaños. Mi regalo para ti. El que disfrutamos otras veces y hoy mismo, aunque no te viera a mi lado. Partiendo de ese punto tan especial, inicio de aquella aventura maravillosa que nos has regalado llamada SUM.
He disfrutado por los dos de cada recodo, de cada piedra, del olor a jara, de la helada y de las vistas de siete Picos o Maliciosa. Fue allí donde dirigí mi mirada en la cima. Cima en la que tú me esperabas. Porque de repente cruzando la pista un corzo saltó impetuoso y durante unos segundos avanzó delante de mí hasta perderse entre los pinos. No pude evitar pensar que de alguna forma era fiel reflejo de tu espíritu, de tu fuerza y de tu ansia de disfrutar de la naturaleza.
Siempre estarás conmigo.

4 comentarios:

Mildolores dijo...

Ni sé, ni quiero saber a quien va dirigida esta entrada, pero rompo el silencio que impone tan bonito homenaje para felicitarte por tan magnífico recuerdo.
Unas palabras escritas siempre podrán ser una segunda oportunidad de expresar lo que en su dia no dijimos.

fernan130 dijo...

Pues sí, un buen día nos levantamos y, proponiéndonoslo o no, recordamos que alguien pasó una última vez por delante de nosotros y se fue… Y con la mirada nublada y sin poder evitarlo, vamos secando con el dorso de nuestra mano cada nueva lágrima que su recuerdo hace resbalar por nuestras mejillas en una mezcla de dolor por su pérdida y cariño por su memoria. Pero también es verdad que, al mismo tiempo, algo se renueva en nosotros y nos dice que, a pesar de las heridas, seguimos creciendo o que son ellas mismas las que nos van madurando... Bonito homenaje.

Pepe-Despacio dijo...

Gracias. Enhorabuena a ti.

Prisillas dijo...

Gracias amigos.
Vivimos tan rápido en estos tiempos que a veces nuestra memoria nos gasta malas pasadas.
Es de justicia recordar a la buena gente.