domingo, 2 de mayo de 2010

Mapoma 2010. Conclusiones y vuelta al monte.

Pasada una semana ya desde mi reencuentro con el mapoma han sido varias las conclusiones sacadas. Ninguna transcendente hasta un grado superlativo por que ya estamos pensando en los próximos retos y aquello no era si no un paso previo en el camino, no el objetivo en si mismo.
En cualquier caso puedo decir que:
- Es probable que minusvalorara el maratón en sí. La marca prevista no es un paseo apacible y hay que afrontarla con planificación e intensidad.
- Un objetivo en maratón requiere una mentalización exclusiva para la propia prueba, es dificil salir a "encontrarse" un crono como si tal cosa. Hay que ir concentrado y fuerte de cabeza.
- Hubiera sido conveniente usar gorra aunque me agobiara en la primera hora, después mojada en cada avituallamiento me hubiera ayudado a combatir el calor.
- Saltarme el gel de 35 si lo tenía previsto también pudo haber sido un lujo que no debía haberme permitido.
Como veis varias pequeñas cosas que a pesar de la experiencia, siempre se pueden hacer mejor.
En cualquier caso estoy convencido de que el calor para mi fue determintante como en otras ocasiones en que he tenido que luchar contra el.
Ahora, la parte positiva.
Tras un breve paseo el lunes de 4 km el viernes recobré mis entrenamientos.
Prudente al principio escuchando al cuerpo, sus sensaciones y quejidos para poco a poco, ir soltándome con ganas. Primer encuentro con las cuestas. Mi querido cortafuegos clásico hasta una vieja cantera apenas 7' de intenso esfuerzo. No puedo quejarme de esta primera subida, ritmo vivo y constante exprimiendo la frescura de los días de descanso, con mi amigo Fernando acechante. Disfruté como en los viejos tiempos. Me sentí ágil y poderoso en un terreno tan desfavorable.
Esta mañana con mis buenos amigos segunda salida, ya con subida continuada hasta la cima del Cerro del Telégrafo. Más controlado en el ritmo por que, recién levantado, las piernas están mucho más atenazadas, pero satisfecho.
Mucho mejor de lo esperado, probablemente por que las fuerzas que el calor no me dejara consumir el pasado domingo hayan quedado en la reserva. O como por ahí dicen, fruto de la sobrecompensación de un maratón.
En cualquier caso, el mapoma ha sido el trampolín hacia buenas temporadas de monte hace unos años y con el regreso de uno espero que se produzca parte del regreso del otro.
Poco me gusta más que disfrutar de los charcos, ramas, piedras y las vistas desde cualquier collado al que mis piernas me lleven.
Os dejo unas fotos del mapoma de la web de los fotografos oficiales.


6 comentarios:

manuel binoy dijo...

Muy bien, como nuevo, fortalecido, un poco más sabio y dispuesto a domar las montañas; !perfecto! Suerte y adelante, un saludo.

fernan130 dijo...

Pues como ya te he dicho por otro lado, me has dado muy buena impresión en las dos salidas montañeras. Algo ha cambiado y puedes mantener el ritmo, cosa que el año pasado te costaba más.
Sin duda, el Ave Fénix está resurgiendo de sus cenizas pasadas.
Me alegro sinceramente.

Prisillas dijo...

Gracias a ambos.
Ojalá Fernan tengas razón y recupere esa capacidad de meter ritmo en las subidas como antaño. El año pasado solo era capaz de dar algún arreón, pero sin continuidad.
Slds.

Fer dijo...

Has crecido como corredor. Eso siempre queda.

ElHermanoDAlex dijo...

Prisi, el Mapoma sólo ha sido preludio de un reto superior, seguir siendo megasuperviviente en Junio y "Finisher" en Julio. Espero que todos juntos lo consigamos y ésto sea comienzo de muchas más.

Por cierto, como dice Fernan130, este año te estoy viendo muy fuerte y muy bien. Me temo que nos costará mucho seguirte por tu querido cerro. ;)

Somal dijo...

Yo quiero que me saques de punto en "El Cerro". Pronto, eh??