martes, 28 de septiembre de 2010

Nuevo rumbo.

Pues estamos en el inicio de la temporada. Con la llegada de las temperaturas más frescas la gente se anima a entrenar y ya comienza a pensar en los próximos retos: diezmiles, medias y maratones a corto y medio plazo. Para muestra un botón, unos diez corredores ayer en el entrenamiento de los lunes.
Pero para mí esta no es una temporada más.
Antes de tomar parte en la ultra de julio anuncié a mis próximos que me tomaría un año sabático en esto del correr, con lo que ello implica de regeneración o de riesgo.
Así que desde el próximo mes mi idea es la de salir a trotar un par de días a la semana, tres a lo sumo en algún caso, todos tranquilos. Como ejercicio de base para estar en forma.
Paralelamente, aprovecharé para intentar aprender un poco a jugar al tenis, para lo que otro par de días acudiré a clases en el polideportivo. Es el momento, sino, ¿cuando?.
Un domingo al mes me he propuesto quedar con mis compañeros de carreras y acompañarles lo que pueda en su entreno programado. Me servirá para mantener el vínculo y saber de sus progresos.
Para mayo del 2011 retomaré las salidas por el monte. Lo suficiente para acometer el MAM 2011 en junio con las garantías de terminarlo y cumplir con mi cita que hará ya 15 años.
De alguna forma, deporte salud. Aunque ¿quien sabe? igual tengo más achaques que cualquiera de los anteriores años.

3 comentarios:

manuel binoy dijo...

Bien dicho; hagas lo que hagas lo importante es moverse; todo menos pactar con la inactividad; ánimo y suerte, nos leemos.

fernan130 dijo...

Ya sabes que te prefiero de corredor pero tendré que conformarme con esperar hasta la primavera... Ya nos veremos entretanto en las pistas de tenis alguna vez

Mikel dijo...

Yo hubiera preferido que te dedicaras a la petanca, mucho más emocionante y menos peligroso para tu integridad física, pero ya que te empeñas... Como dice Fernan, a ver si un día nos demuestras tus habilidades en un partidito a 42,195 sets.