martes, 13 de julio de 2010

3,2,1.....¡¡¡¡Yaaaaaaa!!!!

Bueno, a falta de 72 horas para el comienzo del más ambicioso de mis retos la ilusión y la impaciencia crecen por momentos. Ya comenté que se unen el desafío deportivo con el reencuentro de viejos amigos. Ambas cosas solapadas espero que consigan hacer de este fin de semana algo inolvidable para bien.
¿Nervios?. Decir que no sería mentir. Pero siento una mezcolanza entre ansia y relajación. Por un lado, las ganas de que llegue ya ese momento. Por otro la conciencia de que supondrá un impas en mi vida. El cierre de una etapa. Esto hace que al mismo tiempo lo desee y lo tema.
El ser humano es un ser complejo.
En este tiempo, desde mi última entrada tuve días de entrenamiento bárbaros donde me sentí invencible y otros donde dude de mis posibilidades. Tuve la oportunidad de acompañar durante unos km a alguno de los participantes del Gran Trail Peñalara y me llevé la lección de humildad al verles extenuados, agotados, dormidos despiés de 24 horas de esfuerzo, pero agradecidos, sonrientes y obstinados en llegar en la mayoría de los casos.
Somos 4 amigos los que tomaremos la salida. Un número gafe tras anteriores experiencias. Pero tampoco ninguna selección de futbol había sido campeona perdiendo su primer partido....
Estas últimas semanas el descanso obligado y la falta de tensión me han relajado demasiado en lo físico y me siento más torpe, con molestias y menos confiado. En cualquier caso es el camino adecuado y solo queda esperar el resultado.
No voy a cansaros más con mis reflexiones.Quiero daros las gracias por vuestro apoyo y presencia, público o anónimo. Sé que algunos estareis empujando en la distancia. No dejeis de hacerlo, cada gramo de fuerza, cada palabra de ánimo, cada pensamiento de expectación me será de mucha ayuda. Ninguno me va a sobrar.

6 comentarios:

Chusta dijo...

Mucha suerte Prisillas y mucho ánimo. Seguro que vas a hacer una gran carrera. Voluntad, ganas y entreno no te faltan, así que solo puede darse un buen resultado. Como siempre dice ludevu, "hay que dejar que la carrera te entre por las piernas", y me gusta esa expresión.
Un fuerte abrazo.

Pepe-despacio dijo...

Estás preparado, llevas buena compañía y te esperan buenos amigos. Sin mí, no hay maldición del cuatro.

A por ello.

Os seguiré por el twitter.

ElHermanoDAlex dijo...

Se te olvida comentar que además habrá camboya de la buena, jejejeje Lo pasaremos bien

Mildolores dijo...

Mucho ánimo y mucha fuerza. Seguro que vuelves con una gran crónica que contarnos, sea la que sea.
La esperamos.
Un abrazo.

fernan130 dijo...

Ya sabes que no creo en la maldición del cuatro y sólo pienso en que todos terminemos el reto. Lo vamos a conseguir...

Somal dijo...

Un abrazo crack!