jueves, 10 de diciembre de 2009

El futuro ya está aquí.

Sin que me diera cuenta parece que vaya pasando una página de mi vida deportiva.
Cuando tantas veces las dudas me han asaltado por circuntancias o por lesiones un camino, una vez más parece abrirse ante mi. Siempre surge la senda en la encrucijada. Siempre hay una vereda tras la maleza. Evidente o por abrir.
Esas batallitas de una precoz "abuelo cebolleta" más envejecido por los km que por la propia edad para mi sorpresa han ido cayendo en terreno fertil y me encuentro ante una prometedora cosecha.
Desde un tiempo a esta parte estoy rodeado de amigos y compañeros que no dejan de preguntarme, consultarme y prestar interés a mis observaciones sobre todo aquello del correr.
Algo que en otras ocasiones han sido bocetos de entrenador para personas que se iniciaban y que buscaban una primera orientación, un primer plan de entrenamiento hoy se convierte en una pequeña responsabilidad para con gente que incluso corre mucho más que uno mismo. Aunque eso no sea tan dificil.
He de confesar que proporciona una gran satisfación cada vez que un amigo consigue alcanzar el pequeño reto que se propone y un orgullo formar parte de ello. Esta otra forma de vivir el atletismo cada vez me engancha más. Mis metas personales poco a poco se limitan a librar una perdida batalla contra el inexorable paso del tiempo, minimizar las pérdidas en la medida de lo posible. Unos km menos cada año, un puñado de segundos más cada competición...
En cualquier caso soy consciente de que mi aportación apenas es nada. Simplemente un poco de orden, organización para unos corredores que en la mayor parte de los inicios suelen ser anarquicos. Una pizca de motivación y... ¡voila, primeros resultados y satisfación!.
La mayor parte de las ocasiones lograr el desafío no tiene mayor mérito que el atreverse a pelearlo. Para la gran parte de nosotros el respaldo de alguien es fundamental. La soledad es dura hasta para el corredor de fondo.
La cuestión es..., que me gusta. Que me siento cómodo en el papel de consejerofananimadorpsicologoamigo. Que probablemente, mis futuras zancadas sean ajenas y de forma modesta, pero intensa pudieran ir por ahí.

6 comentarios:

Fer dijo...

Voy a tener que hablar contigo un par de cosas.
Slds

Prisillas dijo...

¡Hosti!, dicho así no sé si me vas a llamar al orden o me vas a plantear alguna duda jejeje.
A tu disposición Fer.
Slds.

fernan130 dijo...

prisillas empiezas a estar como el abuelo cebolleta... pero de verdad. Ya sabes que yo sólo te puedo estar agradecido porque jamás me hubiera acercado a las carreras de monte si no te hubiera conocido. Eso creo que nunca te lo podré agradecer lo suficiente.
Lo que no me convence, y me extraña en ti como luchador nato que eres, ese dejarse llevar por las circunstancias y dar por hecho que vas a tener una pérdida constante: no te abandones y piensa mejor que estás en ese 'descanso del guerrero'. Disfruta también con tus propios retos que todavía los tienes...

Prisillas dijo...

Fernan130, es dificil que me abandone porque necesito poco para encenderme y entusiarmarme si en cuerpo me acompaña.
En cualquier caso es de ley que llega un momento en que el retroceso es inexorable. Aceptarlo con naturalidad conveniente.
Mientras mi cuerpo me deje saldré a trotar al ritmo que pueda y disfrutaré de todo lo que rodea este mundo.
Participar de las zancadas de los demás de una forma tan directa como la que ahora se me ofrece sí que es algo que no esperaba y sólo digo que me gusta.
Con el tiempo puede ser que disfrute más viendo los toros desde la barrera. Especialmente si uno ha tenido algo que ver en la "cría" de los mismos.

Mikel dijo...

El día en que pueda seguirte subiendo una cuesta empezaré a plantearme que esto que ahora piensas pueda tener futuro... no me seas modesto y sigue disfrutando del día a día. Pero no te preocupes que cuando gane una carrera me acordaré de tí ;-)

Pedro Garcia Millan dijo...

ESTAFA AUTOMOTRIZ MEXICO!

http://pedromillan.blogspot.com/

PELIGROSO!