jueves, 16 de junio de 2016

XX MAM. La fiesta de un cumpleaños.

Foto de Lolo
Pues ya pasó. Después de una semana emocionante y de un fin de semana muy, muy intenso el XX Maratón Alpino Madrileño ya es historia.
Con el fin de no hacer una argamasa demasiado complicada voy a dejar una serie de apartados donde ir tratando sus distintas vertientes por separado.

La Previa.

La semana del MAM fue ejetreada. Según fueron avanzando los días se acentuó el clima de celebración que la ocasión requería. Recibí peticiones de colaboración por parte de Mayayo para su web y su programa de radio y, del Tierra Trágame participando en los actos con una pequeña entrevista y algunas palabras el día de la presentación de la prueba. Estaba claro que iba a ser un día festivo y había que disfrutarlo.

 La Fiesta de presentación.

El sábado por la tarde, mientras se celebraba el Cross del Telégrafo y el KV tubo lugar la presentación de la carrera en el Polideportivo de Cercedilla. Durante la misma se mostraron los distintos recorridos de los circuitos que este año albergarían el Campeonato de España de carreras por montaña de la FEDME en sus distintas categorías.
Encuentro y saludos con viejos y nuevos amigos. Del Tierra Trágame, del los Kabralocas venidos desde Córdoba, etc.
A continuación se nos realizó un bonito homenaje a todas las personas que, como voluntarios, o como corredores han cumplido en las XX ediciones de la prueba. Tres voluntarios y seis corredores. Ójala aguantemos muchos años juntos. Cuantos más mejor. Por que como dije, el día que solo quede uno, será el inicio del fin de los megasupervivientes.
Hubo también una sorpresa por parte de los miembros del Club Tierra Trágame hacia su presidente Juanma Agejas que es fundador y organizador de esta prueba desde su origen.
Como digo fué algo especial. Había una exposición con los distintos carteles y camisetas de todas las ediciones y, unos murales donde se recogían la foto y una entrevista a cada uno de los corredores que habíamos completado las diecinueve ediciones anteriores.
También colaboré con mi amigo Juanan con una pequeña entrevista para su Canal Running en Youtube. Vamos, que estuve entretenido...

Con los amigos Kabra Lokas

Megasupervivientes


Las personas queridas.

Que uno es bien poco sólo, es cierto y rotundo. Aquellos que nos rodean nos hacen mejores y hablan de quienes  y cómo somos. Para esta ocasión mis amigos los Locos del Cerro no han fallado a la cita. Esa grupetta ya habitual en muchas de las carreras de este mundo y, especialmente, aquellos que de forma espontánea no quisieron dejar pasar la ocasión de entregarme un gesto de ánimo, un abrazo reparador camino del Noruego. Especial mención merece una persona como hay pocas. Que literalmente cogió su petate y arrancó hacia Cercedilla a más de 400 km de su casa porqué sintio la necesidad de estar presente. Fue el mejor regalo de esa fiesta del MAM. Gracias Aldapa.
Gracias también a tantos que estuvieron pendientes durante la semana. Las llamadas de teléfono y los mensajes recibidos.
Mi familia. El bastión del guerrero. El soporte inquebrantable que aguanta los desaforados impetus de la eufória cuando nada parece ser bastante y los huracanados vientos de la decepción y la amargura cuando las cosas no salen y todo parece volverse en contra. Cuanta paciencia, amor y cariño generosamente entregado.

En el Asador de Angel
Un lujo de AMIGO Ramón Malcorra.


La Carrera. 

Fué un buen día vaya por delante. La temperatura calurosa sin llegar al extremo. Al menos hubo muchas zonas donde corría el aire, fresco en ocasiones.
Totalmente relajado. Con el firme convencimiento de que iba a disfrutar del día, me trajera lo que me trajera deportivamente hablando, me coloqué en la zona trasera del pelotón, junto a los burladeros que dan a la enfermería en el momento del pistoletazo de salida.
puerta grande o enfermería
El nivel de la prueba resultó elevadísimo. Todas las selecciones autonómicas presentaron lo mejor de sus equipos salvo lesiones o ausencias inevitables en todas las categorías. Especialmente reseñable fue el alto grado de participación femenina que hubo. Por mi ritmo de carrera pude comprobarlo y la capacidad de esfuerzo y superación de todas ellas impresionante.
Como digo salí relajado sin preocuparme si me quedaba o no muy atrás. Terreno hay por delante para recuperar si hay fuerzas, eso lo sabía de sobra. Mi amigo Héctor se va de inicio algo por delante pero previo a los primeros vadeos del arroyo le alcanzo. Comenzamos este tramo tan divertido de ver donde algunos luchan por no mojarse los pies y.... nos alcanza Maria Luisa García que sube a buen ritmo y con la que aguanto hasta la estación de Navacerrada. Creo que es buena referencia y me digo "no irás tan mal". Primer avituallamiento. Algo de agua y para arriba.
Super Héctor
Me encuentro bastante suelto de zancada. Corra o ande, soy capaz de llevar el ritmo fácil. No rápido pero constante. Me anima. Héctor ha quedado algo rezagado pero como es mejor bajador que yo sé que el hueco hasta Cotos no puede ser grande, sino me alcanza incluso. Durante la subida hacia Bola chicas por delante, chicas por detrás, chicas que te adelantan... ¡que nivel!. En las curvas que preceden la llegada a Bola aparecen mis grandes compañeros de batallas. Esos Locos con sus miradas y aplausos que me infunden fuerzas y, algo más arriba un tio enorme de Zegama con el que me fundo en un enorme abrazo. Pico el control. Trago de isotónico y para abajo.
Los Locos cerca de Bola
Esta zona el año pasado me mató y la temía. Fui torpe y me rompió mentalmente. Así que primero bajo tranquilo pero desde el inicio busco dar pequeños acelerones que me den confianza y agilidad a las piernas. Afortunadamente este año es distinto. Me veo bien bajando y con fuerza en los repechos que van surgiendo. Encima Mikel me da una sorpresa y aparece en medio de la bajada, otro abrazo que cae.  Comienzo a pensar que si esto sigue así puede ser un gran día. Y me veo en Cotos.
Encuentro con los amigos Chema y Carlos que me confirman que Alberto va muy bien. Les aviso que Héctor llegará en nada y después de beber arranco. Busco media barrita que llevo en el bolsillo y trato de correr mientras ando. Mi estómago está rígido y me cuesta tragar. Ni la acabo.
Me acoplo al ritmo de los corredores que me rodean. Andando cuando andan, trotando cuando trotan. Mantengo posiciones. Unos se van rezagando y otros llegan desde atrás. La subida por este lado se hace más pestosa. Terreno de mayor pendiente, descarnado y aburrido. Mejor Citores, pero es lo que hay. Al poco empiezan a llegar los líderes de la carrera. Pasan Egea y su compañero de la selección vasca. ¡¡Da gusto ver como van!!. Alcanzo el avituallamiento de Dos Hermanas, bebo y sigo. Este trozo se me hace un poco penoso. Apenas corro aunque avanzo a buen paso. Me preocupa perder el ritmo y que luego se me haga más dificil correr. Vértice de Peñalara y para abajo. Primero con cuidado extremo, luego algo más suelto pero sin lanzarme en ningún momento. Mi obejtivo es llegar y en este tramos siempre me acuerdo de Pepe (Despacio) y aquel esguince. Avituallamiento de Dos Hermanas, agua, primer gel y para abajo, sin volverme loco hasta Cotos. Cruce con varios amigos a los que animar.
Esta vez si me preocupo por comer algo más o me terminará pasando factura. Algún trozo de plátano, membrillo, algo de naranja... agradezco a Chema y Carlos sus apoyo y me voy a por la zona más exigente. Pierdo alguna posición en este tramos de aproximación al pingarrón donde Raúl y Olga me hacen unas fotos y animan.
Pingarrón para arriba
Comienzo el tramo de ascenso puro, poco a poco. Veo que aunque mi paso es pausado no voy tan mal porque recupero algún puesto y mantengo el ritmo de los que vienen por detrás. Desde la fuente nos desvían a la izquierda, hacia el collado. Lo conozco. Los primeros tubos se llegaban desde allí y se ascendía a Cabezas por detrás, como toca hoy. Cima y a bajar. Este tramo puñetero donde la puntera se engancha demasiado a menudo y te llevas algún susto.  Valdemartín. Ascenso a buen ritmo con algún trotecillo. Hiperventilo un poco y prefiero aflojar. Nueva bajada y última subida donde sin querer te encuentras de nuevo en el pluviómetro. Ya me digo que esta hecho, salvo desgracia otro que cae. La bajada con cuidado en su primer tramo donde hay piornal y raices que pueden hacerte caer. Hasta que llegas hasta la empalizada que delimitan las pistas y ya te dejas caer. Además está la familia. El empujón definitivo que me lleve hasta la meta, Son las 14:10 cuando llego al avituallamiento del puerto.
Dejo la riñonera que ya no me hará falta, con el vaso me basta. Me tomo el gel de Etixx para el final. Beso a los mios y para abajo. Voy contento y suelto. Sin una velocidad excesiva pero muy constante. Nadie me pasa hasta el avituallamientgo de los campamentos donde una chica no para a beber y pasa de largo. Yo como se que ahora en la zona de helechos hará calor prefiero dar el último trago.
Las sensaciones son muy buenas. Corriendo sin parar a buen ritmo. En zonas de falso llano donde otros años el calor y los kilómetros me obligaban a caminar y tomar aire. Da gusto porque todo pasa más deprisa. La senda, el desvio a la izquierda, las praderas, primera bajada, segunda, por fin el tramo y el puente. Ultimo repecho y entro en el pueblo. Ahora por las calles ya miro el reloj. Quiero llegar lo mejor posible. Polideportivo, giro y nuevo giro. Aparecen mis amigos que me animan. Ultimo repecho donde aprieto y busco la puerta grande para cruzar la meta en el ruedo. Me quito la gorra, brindo al respetable y me despacho a gusto con un ¡¡¡tomaaaaaa!!! desde dentro. De satisfacción. Aún queda cuerda. Aún queda Prisi para un rato.

¡META y brindis!


Epílogo.

Con esta XX edición creo llegado el momento de cerrar un ciclo. Es posible que de cara al futuro haya que replantearse el cómo y el porqué. Aportar algo más que el correr. Participar de otra manera. Irémos dándole vueltas en la cabeza. en cualquier caso quede claro lo siguiente:
EL PRIMER Y ÚNICO MANDAMIENTO DEL MEGASUPERVIVIENTE: CRUZAR LA META..... el resto, es accesorio.


6 comentarios:

Unknown dijo...

Grande papa 👏👏 ¡Orgullosos de ti!

Anónimo dijo...

Ole ole y olé. Que grande eres Prisi

Halfon Hernandez dijo...

Prisi emocionante. Desde luego es tu carrera y la llevas en la sangre.

Pepe-Despacio dijo...

Eres un fenómeno, Josema.

Para mí el MAM no es el MAM, es la carrera de Prisi y encima tengo el honor de que un año me la dedicaras acompañándome, cuidándome y llevándome casi en brazos durante muuuuucho tiempo.

Un fuerte abrazo

Asier g2h dijo...

Gabon Josema,cuanto me ha gustado tu carrera,la verdad es que daba ganas de estar al lado tulla en esos momentos de sufrimiento y felicidad...ZORIONAK!! Mi mayor animo para que sigas asi ....un abrazo!!!

fernan130 dijo...

Este año no pude estar contigo en meta como las ultimas veces pero estaba seguro de que completarías tu 20 aniversario. Enhorabuena campeón