jueves, 14 de abril de 2016

Respuesta.

Papá. ¿por qué eres del atleti?.
Mira hijo, cuando yo era chiquito como tú, jugábamos al fútbol muchas veces a la salida del colegio. Entonces había muchas placitas y solares cerca. Eran tiempos en los que las porterías se marcaban con las carteras o los abrigos.
Los equipos se hacían eligiendo jugadores con el monta y cabe.
¿Y sabes? a los buenos les gustaba siempre ir juntos. Es algo que siempre se ha dado. Como a mí se me daba regular me tocaba jugar contra ellos, ir con los peleones.
Casi siempre ganaban ellos. A veces por mucho y a veces también burlándose de nosotros. Y no te voy a decir que no escociera.
Pero al siguiente partido, con ganas, empuje y espíritu de superación hacía que les plantáramos batalla. Y ese día podías ver en sus ojos el temor a la derrota y la sombra de la duda cuando las cosas se les torcían, tanto que a veces incluso les ganaba..
A ellos les gustaba la sensación de ganar siempre. A nosotros la de no rendirnos nunca y eso, normalmente tiene su recompensa hijo.