viernes, 24 de octubre de 2014

De vuelta al "lactico".

Hay que ver lo pronto que olvidan nuestros músculos la ausencia de oxígeno. 
Tanto tiempo volcado en ritmos aeróbicos, propios de montaña y ultras que en cuanto exigimos un poquito a nuestras piernas parecen "choped".
Hace unas semanas varié un poco mis entrenamientos habituales. Buena culpa de ello la tiene la soledad. Entendiéndose como tal la imposibilidad de entrenar con alguien por horarios o recorridos no compatibles.
Así que bastaron unos cuantos entrenamientos seguidos, de unos 40 minutos de duración para que el cuerpo fuera cogiendo ritmo y, para que este cada vez fuera algo más rápido.
De tal forma llega el día en que te encuentras animado y decides acelerar durante uno, dos o tres kilómetros. Ahí aparece de nuevo el láctico, cuando en ritmos anaeróbicos nuestras piernas parecen flanes. 
Foto web cañadasxcolmenarejo
Y me gustó el reencuentro con esas sensaciones olvidadas. Desde luego bastan ahora unos esfuerzos menores para entrar en fatiga. Pero me rescataron la sensación de corredor. 
En cierta forma he recuperado una vieja forma de correr olvidada durante unos cuantos años donde por molestias y objetivos había dejado de lado este tipo de entrenamiento.
Así, reflexionando, descubrí que el futuro puede estar en una vuelta al pasado más que en un más lejos cada día donde no termino de verme.
No se trata tanto de saltar de los 40 a los 60 y de los 60 a los 100 km para dar el salto a ... quizá sea suficiente regresar a los 10 y buscar tu nuevo límite para compararlo con aquel que alcanzaste tiempo atrás.¿Cuantos minutos habré perdido? ¿cual será mi ritmo medio actual? ¿en cuanto sería capaz de hacer un maratón de asfalto ahora?.
Es lo que me apetece en este momento. Correr. Sentirme runner de nuevo. No ahogarme en cuanto el ritmo se acelera.
En el horizonte la Tragamillas. Cercana y conocida. Quizá algún 10.000 en Madrid previo y como novedad, un triatlon por relevos y modalidades con otros amigos del club de natación de mi hijo, donde cada uno haga su especialidad. La mía obviamente la carrera a pie.
En cierta forma, parece que toca un regreso al pasado.


5 comentarios:

Halfon Hernandez dijo...


Me alegro notarte con ilusión por nuevos objetivos.

Mas que un regreso al pasado debe ser un regreso al futuro, para recuperar el instinto runner y sentir la velocidad y el ritmo.

Un fuerte abrazo.

fernan130 dijo...

Josema me gustaría que, tras un tiempo de dudas, decidas 'mover ficha' y optar por volver a la velocidad. Creo que cada quien debe buscar lo que mejor se adapta a sus características, lo que cree que es mejor para él o lo que simplemente le apetezca en ese momento.
Después de tanto tiempo, aunque sin duda seguiremos entrenando juntos, es una especie de adiós porque en esta nueva etapa no voy a seguirte. Tengo más o menos claro que el fin como corredor lo será sin duda haciendo lo que ahora hago. Definitivamente no me gusta el asfalto y cada vez me cuesta más mantener la velocidad.
Es demasiado intenso el placer que siento corriendo por el monte como para cambiar ahora. Me pilla a contrapié. Seguiremos viéndonos.
Ojala encuentres la intensa motivación que siempre tuviste y que quizá en estos últimos tiempos te ha faltado a veces. Mucha suerte.

Prisillas dijo...

Fernán amigo, no dudes que seguiremos coincidiendo, aunque para ello me toque sufrir siguiendo tu estela por encima de los 2000 metros.
Ya iré yo a la montaña, subiendo o bajando podrás encontrarme.
Eres un bien lo suficiente preciado para mi como para dejarlo escapar.
Y, las ocasiones que no lo hagamos no dudes que estaré esforzándome para estar más cerca de tí en la siguiente ocasión que coincidamos.

Gonzalo (gonchu) dijo...

Creo que entiendo tus sensaciones.
Echo de menos llegar a casa, cambiarme rápidamente para quedar en el semáforo de enfrente del Día para correr contigo y compartir charla y entrenamientos, pero como sabes, irme a vivir a Madrid ha hecho que tenga que empezar a correr más por asfalto y tierra.
En un año he investigado nuevas rutas y me he animado a formar un equipo de atletas populares para no entrenar sólo ya que hecho mucho de menos Cd.El castillo de Villalba y los Locos del cerro. Ahora participo en carreras de 10Km, incluso algún cross de menos distancias. Éstas carreras están haciendo que vaya más rápido e intento coger ésos ritmos hacen que sientas la velocidad, son otras sensaciones como bien dices.
Tengo alguna carrera pensada para éste año y quizás éste sea el año de correr de una vez el MAM :-)
Espero coincidir para entrenar juntos en cualquier terreno, nos veremos seguro en La Tragamillas ya que significa mucho para mi correrla.

Espero verte pronto amigo.

Un fuerte abrazo.

Gonchu.

Prisillas dijo...

Gonchu, la verdad es finalmente parece que no es tanto una cuestión de terreno como de nuevos tiempos.
Se trata más bien de asumir que inevitablemente el rendimiento ya no es el mismo, en ningún terreno.
Lo importante es seguir disfrutando y aunque a veces me "frustra" no poder más, es mayor lo positivo que sigo experimentando en cada salida.
Será un placer coincidir en el MAM donde seguro que haremos un buen puñado de km juntos.
Un abrazo y nos vemos en la Tragamillas.