miércoles, 9 de octubre de 2013

Otra vuelta de tuerca.

Hoy no he podido evitar acordarme de aquél 22 de mayo cuando realizaba el último entrenamiento previo a la Zegama-Aizkorri. Aquellas molestias en la pierna en las últimas sesiones que no terminaban de decantarse hacia la lesión o hacia la simple amenaza. Esos dos kilómetros finales donde el dolor fue acrecentándose hasta terminar renqueante y preocupado.
Luego, a la mañana siguiente la cojera y el dolor al bajar las escaleras cayó como una losa sobre mis ilusiones para aquél fin de semana. Estaba evidentemente lesionado. 
Desde entonces un largo camino de apariciones y retrocesos. De intentos escalonados donde hoy parecía que sí y mañana que no.
Descanso, paseos, intentos de trote y de nuevo paseos. Primeras zancadas torpes y dolorosas. Preocupación al pensar que el camino es más tortuoso de lo esperado. Tristeza al pensar que quizá ya nada vuelva a ser igual.
Y con el tiempo poco a poco la continuidad. Con más pena que gloria sumo kilómetros, cualquier ritmo vale, todo suma. Así hasta que por fin la zancada comienza a ser más natural y de nuevo se puede decir que vuelvo a correr. Y con la continuidad poco a poco los ritmos mejoran. Durante muchas semanas las pulsaciones se disparan. Hasta que un buen día las sensaciones son otras. Sin darte cuenta de como y sobre todo porqué subes un peldaño y lo que antes era un tortuoso recorrido se vuelve más afable.
Hoy estoy a poco más de 48 horas de ponerme un dorsal para participar en la Guadarrama Trail Race en su versión de 50 (que serán realmente 60km). 
La lesión ya es sólo molestia. Leve que aparece bajando algún escalón o en alguna zancada durante los entrenamientos. No puedo confiarme porque no me ha dejado, pero viendo de donde vengo debo ser prudente pero al mismo tiempo puedo estar esperanzado. Así he realizado esos kilómetros de hoy. Sintiendo el camino y "escuchando" a la pierna. Contento de ver que respondía, atento ante cualquier síntoma de dolor.
Tengo la ilusión de poder afrontar la carrera sin más limitaciones que la del paso de las horas y el desgaste de mis fuerzas. Sé que en distintos momentos molestará, amagará y recordaré todo esto pasado. Sé que llego justo de forma y que se me hará lejana la meta. Pero espero poder pasar página, completar el reto y mirar adelante con renovadas ilusiones.
Le daremos a este gastado cuerpecillo otra vuelta de tuerca.

4 comentarios:

Miguel Ratera dijo...

Lo has conseguido, has superado la lesión y recuperado las buenas sensaciones.
Ánimo y disfruta de la carrera. Te lo has ganado

Halfon Hernandez dijo...

Día a día se te ha ido viendo la mejora, el sábado estoy seguro que tendrás una muy buena carrera.

Espero verte pasar a tope de fuerza.

Luis Ángel Morales Escribano dijo...

Sin más razón que aprovechar una vez más para estrecharte un abrazo y trasmitirte mi sentimiento de ánimo, esta será una más que sumará y, lo más importante, después seguirá hasta que el cuerpo aguante.

Abrazaco mi querido Prisi,

fernan130 dijo...

Si mi año no ha sido bueno el tuyo creo que ha sido bastante peor. Quédate con lo conseguido a pesar de las molestias y de los sufrimiento e intenta pasar página este fin de semana disfrutando de la carrera. Ya que no estás en las mejores condiciones para forzar la máquina sal tranquilo y déjate llevar por las sensaciones.
Espero estar ahí contigo de un modo u otro.