viernes, 5 de julio de 2013

Ritornare, je vais, ich werde, tornaré, Волвере, volveré.

Hoy las circustancias no eran las mejores para probar la evolución de la lesión.
34º de temperatura a las 20:00 y un par de cuestecillas que ahora son un puerto con terreno arenoso y seco por delante. Pero los días van transcurriendo y el sedentarismo es un peligro inminente. Tengo que evitarlo.
No voy a describir ni las sensaciones, ni el tiempo que he tardado o el ritmo, ni la evolución de la lesión.
Se acaban las crónicas emotivas y sensibleras. No más quejarse.
Sólo diré que conseguí llegar hasta aquí:


Es el primer día de la cuenta atrás para regreso, llegue cuando llegue. Ahora toca cuidarse para recuperar. Con paciencia y tiempo el dolor se marchará y regresarán la fuerza y la confianza.
Será momento de correr como tantos proclaman. Sin mirar atras, sin gregarismos. Alcanzar el límite sin entender de amigos durante la carrera, sólo rivales desde la primera a la última de las zancadas. Volver al instinto de apretar cuando adivinas la debilidad del acompañante. A ese "correr o morir". A la competición pura. 
Será cuestión de tiempo. Pero volveré.


2 comentarios:

Halfon Hernandez dijo...

Sin ninguna duda y será un placer ver como te alejas hacia el horizonte.

fernan130 dijo...

Todo llegará pasito a pasito. Será bienvenido a la competición... o al trote suave...