viernes, 6 de julio de 2012

Cualquier tiempo pasado....

Pasó. Pasó el MAM donde una vez más logré sobrevivir.
Pasó. Pasó el TP60 y el GTP donde todos mis amigos lograron alcanzar su meta.
Este año pude tomar conciencia del carrerón que me salió el año pasado donde  "sin querer" y pensando en los 110 kms serranos que me esperaban 15 días después logré bajar de las 6 horas después de doblegar Guarramillas, Peñalara y Cabezas. ¡Casi ná!.
Este año, con la intención de ganar tiempo en los avituallamientos al llevar la mochila salomon y bien preparado, mi intención de mejorar el crono pasado no prosperó (15' más). En lugar de pensar en decepción preferí valorar lo pasado.
Unas semanas depués, disfruté de mi papel de animador-pomponero durante los kms del smichd vitoreando a cada corredor del TP60 y GTP que me crucé. Especialmente desde luego, a mis amigos: Gonzalo, Carlos, Chema y Alberto. Una gozada prestar mi aliento a los esfozorzados compañeros y muy emotivo disfrutar de la entrada en meta de Alberto más allá de las 12 de la noche. Aquel momento me hizo valorar lo acontecido un año atrás. De nuevo saboreé aquellos momentos pasados.
¿Y ahora que?. Miro al pasado y me cuesta encontrar  mi yo competidor. Dificil afrontar carreras sin espíritu de superación y cuando el objetivo de "sólo" llegar también ha perdido caché. Me encuentro en terreno de nadie. 
Imagino que ese pasado tan amplio me impide resignarme a conformarme con participar. Los años pasan. Unas veces son las molestias aquí o allá del pie o la pierna, otras la falta de fuerzas, y casi siempre la juventud que empuja, vaya si empuja. 
Aún así pienso corretear el futuro.
Espero con ilusión esa Maliciosa en compañía del gran Pedro que deseo hace tiempo que me abra nuevas sendas hasta el cielo y el reencuentro con un viejo amigo.
Afrontaré con la disciplina de siempre el desafío de los 100 de la Madrid - Segovia. Con disciplina y con la entrañable compañía de otros dos grandes amigos con los que disfrutar una vez más del camino.
El pasado no debería ser un peso. No podemos compararnos con lo que fuimos ayer. No debemos esperar lograr lo que ya alcanzamos. Aunque a veces es inivitable pensar que cualquier tiempo pasado...

5 comentarios:

Fer dijo...

Ánimo. Busca nuevas metas y a por ellas. (Hoy he sido yo el que ha disfrutado de una subida a Maliciosa con el gran Pedro - supongo que hablamos del mismo.)

Luis Ángel Morales Escribano dijo...

Prisi, cada momento tiene su aquel y no podemos limitarnos a comparar o a esperar que acontezca lo mismo. ¿Te parece poco lo que lograste hace poco más de un mes en Asturias?. No me refiero a terminar un ultra más, me refiero a lo personal, a lo humano. Ahí lograste algo excepcional que suma una granito más a lo que te debemos muchos en este aspecto de la vida. Ahora, en poco más de un mes de nuevo volveremos a disfrutar y te aseguro que será, una vez más, una etapa inolvidable. Este MAM, como cada MAM, fue diferente, ni mejor ni peor, sólo diferente. Recuerda, este MAM terminó como no podría terminar algo en lo que sólo se corre. Solo por eso a mí me mereció la pena llegar. Sólo por eso llegué.

Un muy fuerte abrazo mister doble AA.

Prisillas dijo...

Gracias Fer. Por supuesto que hablamos del mismo. Ya he leido que habeis subido como tiros. Subir con el, con Belén o contigo mismo algún día ya es motivación.

Prisillas dijo...

Luis tienes toda la razon. Pero tranquilo mi reflexion esta hecha desde el sosiego. He logrado mucho más de lo que podia imaginar cuando un dia comence a trotar. Y como persona aün mas. Solo intento exprimir lo que aun pueda lograr. El tiempo pasa. Quiero aprovecharlo.
Un abrazo de mam.

fernan130 dijo...

Siempre nos pasa lo mismo una vez cumplido el objetivo. Nos quedamos huérfanos y tarda un tiempo en aparecer la motivación. Eso sí, si a mi con unos años termina viniéndome, a ti no tardará mucho en incitarte. Es difícil no establecer comparaciones con el pasado aunque otra cosa muy diferente es la importancia que le demos. Hay que adaptarse a lo que venga y seguir disfrutando con lo que nos depare el futuro, sea lo que sea.
Espero compartir nuevos retos contigo.