domingo, 14 de marzo de 2010

Fin de semana pasado por agua.

Y mira que han sido dos días luminosos, especialmente hoy que no se veía ni una nube en un precioso cielo azul, clareado por los destellos que las cumbres nevadas que nuestra Sierra de Guadarrama reflejaban al astro Sol.
Pues una vez más tocó madrugar, pero la ocasión lo merecía. Campeonato Infantil de Madrid en piscina cubierta. Algo nuevo para nuestra familia que nuestra sirena se disponía a disfrutar.
Después de un par de añitos conseguía el premio de una mínima hace un mes para una competición oficial, sin posibilidades, pero igual premio para tantas horas de entreno. Se trataba de vivir la experiencia sin grandes pretensiones y hacerlo lo mejor posible.
Esta experiencia sin duda reforzará su confianza y estoy seguro que la motivará a seguir realizando esos entrenos de seco o de aeróbico que tanto la cuestan.
La prueba, 100 mts. mariposa. El tiempo, 1'23' . Bajó 2'' su marca anterior. Puesto ,29 sobre 34 nadadoras. Para nosotros es lo de menos.
Luego por la tarde tocaba animar al delfín. Que también disfruta de esto de nadar, con un carácter algo más competitivo que su hermana pero no perdiendo la filosofía del juego en ningún momento.
Esta semana nos han entregado la carta de la FMN para indicarnos que el pequeño también tendrá que acudir a una serie de sesiones para formar un grupo de entrenamiento especial. Llegará el día que nos falten horas para poder estar juntos entre compromisos de unos y otros.
En cualquier caso que aprovechen el momento porque estas cosas también se acaban un día y todo vuelve a la normalidad. Campeones son pocos, me basta con que sean deportistas por practicantes y por modo de percibir la vida, con compromiso, con afán de superación, compañerismo y fuerza de voluntad.

5 comentarios:

Somal dijo...

Muy bien esos zagales!
Grandes como papá.
Qué disfruten.

fernan130 dijo...

¡Cuánto trabajo te dan los niños! Y el papi, claro, sin disfrutar con las hazañas de sus peques...

ElHermanoDAlex dijo...

De tal palo, tal astilla. ¡que tiemble Michael Phelps! y tiembla tu Prisi, que te veo cuadrando 7 horarios diferentes entre trabajo, entrenos y competiciones de la niña, los del niño, los tuyos, familia, mujer, casa,... ¿sigo?, jejejeje

Mikel dijo...

Ya te veo como a la madre de la Pantoja...

Pepe-despacio dijo...

Enhorabuena!!! Debe ser un gustazo tener una familia tan deportista, cada uno disfrutando con lo que hace, cada uno con su ambición. Supongo que sobre el jaleo horario: sarna con gusto, no pica