martes, 1 de septiembre de 2009

La Conquista del Paraiso

Y no es que esté pensando en visitar Chamonix el año próximo, ni el otro, ni quien sabe si en la vida para escuchar el tema de Vangelis bajo el arco de meta:
http://www.youtube.com/watch?v=GtmlAaybIEs
Pero como ya anuncié hace unas entradas anteriores estoy decidido a intentar intentar superarme como corredor de fondo alcanzando los 82 km de la Goierriko2Haundiak con el Txindoki y Aizkorri:
http://www.ehunmilak.com/
Y digo intentar doblemente porque en mi caso primero deberé esforzarme y hacer todo lo posible por estar en la linea de salida el día 16 de julio y conseguido esto alcanzar la meta será el segundo reto.
Ha sido una decisión meditada y serena. En este caso no me empujan ni los retos de los demas ni la ambición personal de alimentar mi ego.
He tenido la ocasión de unirme a retos de ultradistancia con grandísimos amigos (a uno le debo incluso en memoria un intento en Ronda) que me hubieran arropado en el empeño pero mi cabeza siempre me ha dicho que no estaba preparado.
¿Porqué ahora sí?.
No puedo estar seguro, pero si se que mi percepción del mundo del corredor ha cambiado, aunque sea por fuerza empujado por el paso de los años. Soy más lento y disfruto siendo resistente, entonces ¿por qué no intentarlo?.
Han sido precisamente los largos paseos entre montes asturianos de los dos últimos veranos donde he dejado de lado la esclavitud del crono, donde con los palos, la mochila y la cámara he disfrutado del sentido de la vista gracias al empuje de unas piernas que me llevaron donde quise mirar en cada salida, las que prendieron la idea de que en este terreno tenía todo por explorar.
Como guinda una prueba auspiciada por algunos amigos de Zegama, en un marco que me levanta tanta emoción como Aizkorri, una distancia intermedia entre lo conocido (42-50 km) y el abismo (100 o más) es una ocasión demasiado tentadora como para dejarla escapar.
Por eso mi elección. La carrera, la distancia y el momento.
Como un aventurero a la conquista del paraiso.


3 comentarios:

fernan130 dijo...

Ya no recordaba la belleza del tema de Vangelis. ¡Qué maravilla! Tiene la energía y el rumor de las grandes gestas, de las que recuerdan los libros de historia y de las cotidianas que, aunque muchas veces anónimas, no son menos loables.
En cierto modo, con ese gusto tuyo por la carrera en el monte y por los largos entrenos por el cerro, ya estabas anunciando este cambio en tu actitud. Todo lo que sea deseo de innovar, de probar, de sentir nuevas sensaciones, nos hace irremediablemente humanos. Es ese espíritu infantil nunca domeñado, lo que nos lleva siempre, incluso hasta en nuestros últimos días (por lo menos así lo deseo)a emprender nuevas metas.
Mis mejores deseos en esta nueva etapa. Seguro que en alguna ocasión ahí estaré.

Mikel dijo...

¡habrá que conquistar ese paraiso!

Chusta dijo...

Vamos Prisi, que tu tienes calidad de sobra para esas carreras. Yo tengo previsto ir al UTMB del 2010, y la ehunmilak de 82 km, la tengo echada el ojo, como preparación para Chamonix, así que igual nos vemos.
Un abrazo.